Vivitos y -casi- goleando hacia la final de Lyon

0
vivitos
twitter

El titular de esta visión del Getafe-Atleti resume -grosso modo- lo que pasó en el derbi madrileño (0-1). Vivitos porque fue un encuentro intenso en el que varios jugadores colchoneros estuvieron cerca de un inoportuno percance que les apartara de la final de Lyon. Y casi goleando porque el equipo del Cholo Simeone ganó por la mínima, pero bien pudo marcar más dianas. Tres enormemente claras. De esas que no se suelen errar… y se erraron.

Capítulo de la supervivencia. El choque fue bronco. Y en ese cuerpo a cuerpo el que primero dio y más repartió fue el Getafe. Los de Simeone respondieron, lógico. Una trifulca que no supo atemperar Alberola Rojas, trencilla de turno. Si llega a sancionar una primera acción de Damián sobre Godín -roja que se fue al limbo- otro escenario hubiésemos visto.

Pero no fue así y los golpes aparecían con demasiada asiduidad. Filipe Luis, Juanfran, Diego Costa, Godín y hasta Jan Oblak se dolieron sobre el césped getafense. Fruto del cuerpo a cuerpo que propuso el cuadro azulón y que, por razones obvias, trataba de esquivar el cuadro colchonero. Un equipo en el que aparecían todos los artistas principales. Simeone no reservó a nadie para llegar enchufados a Lyon.

Vivitos al fuego enemigo y amigo

Pero salieron vivitos a pesar del fuego enemigo… y del amigo. Dos inoportunas acciones estuvieron cerca de pasar factura al ejército colchonero. Thomas despejó con violencia un balón que impactó en la cara de Gabi. El gran capitán cayó al suelo y durante unos segundos hubo enorme preocupación. Recuperose y volvió a la batalla. Y Savic se llevó un zapatazo de Godín también en la cabeza. El montenegrino tampoco se rajó.

Capitulo goles a favor. Koke, pronto, anotó un golazo tras gran combinación con Griezmann que comenzó el vallecano tras abrir un balón a banda. Único tanto. Lo anotó un centrocampista. Pero hubo tres delanteros que la tuvieron clara, pero que definieron oscuro. Diego Costa en la primera mitad. Y en la reanudación Fernando Torres y Kevin Gameiro. Ambos salieron en la segunda mitad para suplir a Bello y Bestia. Correa entró por Koke.

Capítulo goles en contra. Oblak, de nuevo Oblak. Volvió a ser fundamental para salir vivitos, goleando e imbatidos de Getafe. No tuvo mucho trabajo pero el que recibió era propio de un máster. Penalti a favor de la escuadra azulona a falta de apenas 13 minutos para el final. Lanzó Fajr pero el esloveno sacó su guante a pasear. Otro Zamora a la vuelta de la esquina… bravo Jan. ¡Se me olvidaba! Y el segundo puesto de la Liga Santander, a tiro… ¡Dale Atleti!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here