Antoine silenció también
La Rosaleda: golazo y gran gesto

0
silenció
twitter
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Antoine Griezmann anotó el gol del triunfo colchonero en La Rosaleda. Un gol que vale tres puntos importantes y que obligan al Barcelona a no tropezar contra el Getafe si no quiere meterse en problemas. Una victoria estilo Cholo Simeone. Entrenador que -por cierto- sumó su victoria 150 en Liga. Se adelantó pronto el conjunto rojiblanco y a vivir de las rentas. Confiando en el entramado defensivo, desde Diego Costa a Oblak. Se sufrió, como no, pero se ganó. Y gracias al gol de Antoine. Hace una semana silenció el Wanda -craso error- y ahora silenció La Rosaleda. Loable acierto. Victoria y a pensar en el debut en la Europa League. En Dinamarca. Contra el Copenhague.

Y silenció La Rosaleda no sólo por el gol que anotó apenas habían pasado 39 segundos. Si no porque nos dejó varias jugadas ‘mede in Griezmann’. Pero de defensa, no de ataque. Robó varios balones en la zona de ataque malaguista. Uno de ellos tuvo continuidad con una espectacular galopada hacia el área contraria. De costa a costa, pero no encontró ni a Diego ni a ningún otro compañero. Espectacular esfuerzo del galo.

Griezmann silenció a un volcado estadio

Espectacular esfuerzo y espectacular gesto. Lo marcó él, pero la camiseta estaba esperando a que lo cogiera el jugador que abriera la cuenta rojiblanca. Una zamarra para recordar a Nacho Barberá, cadete del Alzira que falleció el pasado fin de semana. Un incondicional seguidor del Atleti al que apodaban ‘Cholo’ Barberá. Fue marcar el galo gracias a un sutil toque con la diestra y salir lanzado hacia el banquillo. Cogió la camiseta que antes había adornado el vestuario colchonero y la enseñó. Detalle de altura.

Griezmann marcó pronto y silenció a La Rosaleda… pero poco, muy poco más. El Atleti intentó finiquitar el encuentro en los minutos siguientes. No lo consiguió y se dedicó a lo de siempre. Esperar y buscar un certero contragolpe. No brillaron ni Vitolo, en su primera titularidad liguera fue cambiado bastante pronto, ni Diego Costa, apagado el brasileño. Una actitud que dio esperanzas al colista.

Oblak volvió a poner su sello

Como no, apareció Oblak. Una mano salvadora evitó el empate en el deplorable inicio colchonero de la segunda mitad. Lucas y Giménez cumplieron en el centro de la zaga. Al igual que Vrsaljko y el reaparecido Filipe Luis por las bandas. Y aparecieron Thomas, Correa y Torres para fortalecer el ejército. El Niño no pudo marcar de nuevo ante José González. Pero lo que hizo lo hizo bien y, muy a su pesar, protagonizó el susto de la tarde. Saltó por un balón junto al debutante Lacen. Cabeza con cabeza y el ex del Getafe fue el peor parado. Tuvo que ser evacuado en camilla tras desesperantes e interminables minutos.

Este desafortunado lance significó siete minutos de prolongación. El Málaga, con uno menos, trató de poner cerco a la meta colchonera. Pero fue una acción del Niño la que más peligró conllevó. Se escapó desde el centro del campo, galopó y asistió a Correa. Pero el argentino dio esta vez la de cal (¿o la de arena?). El mismo jugador que anotó un golazo contra el Valencia que se tradujo en tres puntos, no controló el balón para poner la sentencia. Menos mal que antes Antoine silenció a La Rosaleda.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here