torres tapó bocas
twitter
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Fernando Torres, el emblema rojiblanco. Cuantas veces hemos escuchado frases demonizando al Niño del Atleti. Incluso dentro de la familia colchonera. “Es muy torpe con el balón en los pies”. “Está acabado”… y lindezas des mismo estilo. Puedo llegar a entender que aficionados de otros equipos, especialmente los del eterno rival, se la tengan jurada a Fernando. Porque el de Fuenlabrada es uno de los pocos jugadores que le dijo no al Real Madrid. Rechazó un cheque en blanco que le ofreció en su día Jorge Valdano. Y eso no lo olvidan ni los seguidores blancos ni un sector de la Prensa -del mismo color- que siempre le ha negado el pan y la sal al colchonero.

Pero lo que más duele es que haya aficionados del Atleti que manchen el nombre de Fernando Torres. De acuerdo que no es el que era. Los años pasan, como a todos. Un jugador cuya principal virtud es la potencia y velocidad que se van perdiendo con el tiempo. Pero de ahí a defenestrarle hay un trecho. Fernando fue el salvavidas del Atleti en los oscuros tiempos en Segunda división. Fue el estandarte de un equipo hecho a brochazos durante muchos años. Fichajes de medio pelo por aquí, retahíla de entrenadores por allá. Harto de luchar en proyectos sin sentido decidió marcharse. Bueno para él y bueno para el club. La millonada que pagó el Liverpool sirvió para dar el empujón que devolvió al club a la pomada. Llegaron, por ejemplo, Forlán y Simao. Y solo por eso, como mínimo, se merece respeto. Más en un club donde los sentimientos están a flor de piel.

Tapó bocas tras una genial asistencia

Fernando vuelve a vivir una situación deportiva exigente. Junto a él están Costa, Griezmann, Gameiro y Correa. Competencia brutal. Frente al Lleida jugó los 90 minutos. No marcó, pero mostró asociarse bien con Diego Costa, una alternativa para el Cholo en ocasiones puntuales. No marcó, pero dio dos pases de lujo. Uno no lo aprovechó el delantero hispano-brasieño (¡ay si esa ocasión la llega a marrar Fernando¡) y el otro lo convirtió en gol Vitolo. Una asistencia propia de un quarterback de la NFL norteamericana. Cogió el esférico en el centro del campo, giró sobre sí mismo y le mandó un balón medido al grancanario superando por arriba a la defensa del equipo ilerdense. No fue con la mano. Fue con su torpe pie derecho. Tapó bocas. Y ahora a seguir currando, trabajar. Como ha hecho siempre. Más acertado o menos, pero con la máxima honradez.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here